Videntes del Amor Buenas

En no pocas ocasiones nos hemos lamentado de nuestra suerte sin comprender que esta, como tal, no existe y que todo está escrito en la planificación de la vida.

Como seres humanos normales que somos no tenemos la capacidad de poder abrir ese libro y leer más allá de la página del presente pero hay individuos que si pueden y tienen un poderoso don personal.
Vidente Cristina
Nos preocupa el día a día, pero siempre solemos mirar a que sucederá en un periodo de tiempo que suele ser a corto o medio plazo, entre los temas más solícitos en nuestra mente están aquellos que tienen que ver con nuestra vida sentimental así, para ayudarnos en ello, es como surgen las videntes del amor buenas, con todo lo que ello implica y lo que significa.

Para comenzar no es alguien normal, son excelentes personas que tienen el don de ver el destino; una cualidad que les acompaña desde su infancia y que les hacía sufrir mucho por lo que visualizaban y, en su corta edad, no entendían. De tal forma que a medida que iban creciendo se iban adaptando a convivir con ello.

Un día surge esa chispa en la que se concentra mínimamente y piensa en un familiar y comienza a ver cosas que le van a pasar, se alegra por unas y se apena por otras, está canalizando todo ese poder en individualizar esa predicción.

Todo ello hará algo aún más difícil: tratar de hacer lo mismo con amigos o con gente que no le son conocidas. El resultado es exactamente el mismo. Ha aprendido a controlar su capacidad y, bien empleada, puede hacer muchas cosas positivas por todo aquel que lo pida.

Si en ese dominio aprende a orientar su cualidad en apartados determinados de la vida, como el amor, tendremos la perfecta ayuda y la perfecta consejera pues no hay nadie mejor que aquel que posee estas dotes extrasensoriales para servirnos de guía.

Una consultante en problemas sentimentales llamó: “No sabía ni que decir, me daba un poco de vergüenza, era la primera vez. Marqué y la señora me cogió ella el teléfono. Me pidió mi nombre y se lo di, entonces me comenzó a decir que mi problema con mi marido era mi hija mayor, ella quería independencia y yo la ataba por recelar de la juventud de hoy. Ese era motivo de enfrentamientos en la casa y de no pocos disgustos”.

“Me quedé horrorizada por qué eso no lo podía saber nadie, se guardaban las apariencias de puertas a fuera pero había un serio problema en casa pues mi hija quería llegar, y llegaba, a la hora que le daba la gana, a veces oliendo a alcohol y las relaciones que tenía no me gustaban. El padre decía que había que dejarla disfrutar pero yo me negaba a que se torciera con malos amigos o que pudiera tomar decisiones equivocadas”.

“Me dijo que mi preocupación era normal y que o actuaba en común con mi esposo, los dos a una y no por separado o la cosa iría a peor, que habría una ruptura. Por eso hablé con él y le hice ver mi preocupación y que la niña es joven para machacar su futuro. Él lo entendió y hablamos con mi hija, la cosa cambia poco a poco gracias a esta señora, de lo contrario creo que hasta hubiera sido motivo de divorcio”.

Videncia y Tarot desde España

videncia particular

Servicios dedicados a la futurología hay muchos, hasta aquellos que usan el péndulo a distancia o los que se concentran usando la superficie del agua por poner ejemplos poco comunes.

Pero dentro de estas ramas destaca la videncia y el tarot desde España por su enorme calidad y prestigio. Expertos con años de experiencia que son capaces de transformar aquello que ven en su mente  o en las cartas en predicciones acertadas de cara a alguien con dudas.

No todos los pronósticos son favorables, a veces se vaticinan accidentes, problemas de salud o en el trabajo, rupturas, sea como fuere en este país se tiene una larga tradición en estos campos, tan larga que se pasa de padres a hijos en muchos casos forjando auténticos sabios o dando pie a clarividentes de gran prestigio profesional.

Son elegidos desde otros puntos del mundo, llamadas que se reciben desde Estados Unidos, Argentina, México o Chile, por poner ejemplos castellano parlantes, en lo que se solicita una consulta sabiendo del gran nivel de aciertos que muestran que, al fin y al cabo, es lo que se busca.

Tarotista especialista en amor

La baraja se divide en dos partes bien diferenciadas y desconocidas. Se cree que la española (o la francesa) va por un lado y los arcanos por otro siendo dos cosas diferentes y es un error. Todo forma parte del mismo mazo y se reparten en 22 arcanos mayores y en 56 arcanos menores o naipes (de los juegos de mesa) que todos conocemos.

En las cartas está escrito todo, no hay azar sino selección predestinada de las ilustraciones a sacar con un significado autónomo y relacionado que marca su destino, esa simbología es interpretada por la tarotistas especialista en amor que sabrá orientarnos hacia aquello que nos importa o que no deseamos que ocurra.

Todos hemos querido evitar o favorecer situaciones que nos son favorables, no las podemos ver pero si podemos acudir a aquellos que realmente pueden y servirnos de la información y consejos para mejorar nuestra relación.

Videntes particulares por teléfono

Cuando el dotado decide dar el paso del compromiso social con otras personas estamos ante una excepción tan importante como crucial. Tener a un ser humano extraordinario con una capacidad científicamente imposible pero real, es toda una suerte para nuestra vida.

No suelen ejercer para empresas ni plataformas, suelen trabajar en solitario, llamada a llamada poniendo ese don para el uso de otros que lo necesitan.

Son videntes particulares por teléfono con la capacidad de poder poner orden y camino correcto a nuestros pasos.

Se trata de hacer el bien con predicciones acertadas donde lo importante es el consultante y el devenir que le espera a cada página que se pasa en el libro de la vida.

Tarot Fiable sin Gabinete

Consulta siempre con un tarot sin gabinete para que te atiende la vidente desde su propia casa y así poder poner los cinco sentidos en tu futuro.

Videntes Famosos en la historia

A lo largo del tiempo muchos profetas han acertado hechos futuros con una exactitud asombrosa y que demuestra la existencia de la videncia.